No recuerdo bien el año cuando mi madre hizo por primera vez el faina de de espinaca o acelga, pero se que fue la mejor solución que encontró para que yo pudiera comer verdura sin quejarme.
 
Como todo niño siempre di problemas para comer las verduras, me gustaba la sopa, pero siempre dejaba las verduras y la lucha constante con mi madre para que comiera todas las verduras era eterna.
 
Un día me engaño de la mejor forma, me hizo pizza (una muy rica que ella hacia y sabia que me encantaba) pero ademas hizo faina. Sin decirme nada me dejo todo para que lo comiera. Yo si bien vi que el faina era verde jamas imagine que era de verdura y me lo comí. Literalmente, me lo comí todo, no deje nada, estaba esquisto.
 
Mi madre no podía creerlo y obviamente no me dijo que el faina era de espinaca y simplemente me siguió haciendo este faina durante mucho tiempo hasta que un día se me dio por preguntar de que era el faina. Obviamente mi madre tembló, si me llegaba a decir que era de espinaca o acelga quizás dejaría de comer, pero me dijo la verdad y para el asombro de ambos, jamas lo deje de comer.
 
En al año 2011 me fui de mi casa en Pinamar y me mude a Montevideo pero como toda madre ella venia una vez por semana para cocinarme esas comidas que sabia que yo extrañaba, entre ellas estaba el faina.
 
En el año 2014 lamentablemente luego de pelearla contra el cáncer mi madre falleció y con ella se fue la receta del faina. Hace unos meses hablando de comida en el trabajo se me vino a la mente el sabor del faina de mi madre y no me lo pude sacar de la cabeza por varios días.
 
Compre una faina de esos que vienen en polvo para hacer y por lo menos mitigar un poco pero al comerlo me di cuenta de que no quería eso, quería el faina de mi madre.
 
Busque en internet como hacerlo y encontré varias formas pero me termine inclinando por una mezcla entre lo que recordaba de ver a mi madre en los últimos años y lo que vi en internet. Luego de dos intentos donde no me quedo muy rico vino el tercero donde realmente me quedo muy parecido al que hacia mi vieja. Claramente jamas va ser como el de ella pero se asemeja mucho y ni que hablar sentí mucha emoción mientras lo comía. Quien diría que comer podría traer emoción.. hoy a mi me la trajo, me sentí un niño nuevamente y fue una forma de estar mas cerca de la vieja.
 
faina 01
 
Por si alguien la quiere hacer les dejo lo que yo mas o menos hice:
 
Ingredientes:
  • Un atado de espinaca o acelga
  • Siete cucharadas de harina (mas o menos)
  • Una taza leche (yo uso entera)
  • Aceite (puff yo le echo a ojo difícil decir cuanto)
  • Dos huevos
  • Sal a gusto
Opcionales:
  • Queso rallado
  • Pimienta
  • Morrón rojo
 
Como preparar:
En licuadora poner los dos huevos, la leche, el aceite y licuarlos. Una vez todo este mezclado vamos agregando las hojas de la espinaca o acelga (previamente lavadas obvio). Vas a ver mientras vas agregando las hojas que el liquido va tomando un color bien verde y toma un aroma muy rico.
 
Cuando ya tengas toda la acelga o espinaca licuada le vas agregar sin dejar de licuar 7 cucharadas de harina. Depende de la consistencia hay veces que le pongo 6 cucharadas y otras veces 8.
 
Algo que no dije antes es que mientras estábamos haciendo lo anterior podíamos ir precalentando el horno. Ademas también hay que colocar aceite en la asadera que vamos a utilizar y también hay que precalentarla en el horno unos 3 o 4 minutos.
 
Luego de todo lo anterior lo único que tenemos que hacer es verter el contenido de la licuadora en la asadera y dejarla dentro del horno por unos 20 o 25 minutos. En mi caso como mi horno calienta mas al fondo que adelante cuando van uno 15 minutos doy vuelta la asadera para que me quede cocinado en ambas partes iguales.
 
Cuando lleguen a los minutos estipulados hay que retirar la asadera del horno y dejarla para que se termine de cocinar afuera por otros 20 minutos mas o menos y luego si ya podemos comer.
 
Jamas pensé en estar pasando una receta de cocina, pero bueno aquí me ven jeje.